Oclusión autoinflamatoria / folicular en HS

El defecto principal en la fisiopatología de la HS implica la oclusión y la posterior inflamación del folículo piloso; y la desregulación inmune innata, juntos inician el desarrollo de la HS clínica. La infección bacteriana y la colonización se consideran un factor patógeno secundario que puede empeorar la HS. La oclusión folicular produce dilatación seguida de ruptura, lo que hace que el contenido folicular, incluidas la queratina y las bacterias, se derrame en la dermis circundante e induzca una respuesta quimiotáctica vigorosa de los neutrófilos y linfocitos. El infiltrado celular inflamatorio provoca la formación de abscesos, lo que conduce a la destrucción de la unidad pilosebácea y eventualmente de otras estructuras anexiales adyacentes. Otros factores que pueden contribuir a la HS incluyen invaginaciones anormales de la epidermis que conducen a la formación del tracto sinusal y un número deficiente de glándulas sebáceas.

La base de la oclusión folicular en la HS aún no se ha definido completamente. Recientemente propuso el concepto de HS como una enfermedad autoinflamatoria caracterizada por una desregulación de la vía gamma-secretasa / Notch.

La señalización adecuada de Notch es de vital importancia para mantener la vaina de la raíz interna y externa del folículo piloso y los apéndices de la piel. La deficiencia en la vía de señalización de Notch da como resultado la conversión de folículos pilosos en quistes epidérmicos enriquecidos con queratina, conduce a la estimulación de la inmunidad innata mediada por el receptor tipo toll (TLR), apoyando y manteniendo la inflamación crónica. En apoyo de esta hipótesis, se han observado niveles elevados de varias citocinas proinflamatorias, en particular el factor de necrosis tumoral (TNF) -α, interleucina (IL) -1β e IL-17, en lesiones de HS.

La señalización alterada de TLR en macrófagos y células dendríticas (DC), las células más abundantes en las lesiones de HS, produce mayores cantidades de estas citocinas, lo que conduce a la activación de las DC, que secretan IL-23 que promueve la polarización de las células Th17 (T helper productor de IL-17 en las lesiones crónicas de HS) .35-40 En particular, uno de los principales actores en la patogénesis de HS es el TNF-α, cuya sobreexpresión se ha observado en la piel lesional y perilesional de HS, junto con una correlación positiva con la gravedad de la enfermedad. Por tanto, está claro que la HS es una enfermedad folicular que muestra algún defecto en el aclaramiento de queratina, con la oclusión folicular resultante, donde la inmunidad celular innata defectuosa y el proceso autoinflamatorio juegan un papel importante.