La hidradenitis supurativa puede preceder a la artritis inflamatoria

Enlace de investigación del artículo:

https://www.rheumatologynetwork.com/news/hidradenitis-suppurativa-may-precede-inflammination-artritis

Enlace de investigación de sinopsis:

https://jamanetwork.com/journals/jamadermatology/article-abstract/2759138

Circulación total de la investigación:

22 de enero de 2020 doi: 10.1001 / jamadermatol.2019.4590

Riesgo de artritis inflamatoria tras un nuevo diagnóstico de hidradenitis supurativa

La hidradenitis supurativa (HS) se ha asociado con una alta prevalencia de espondiloartritis; sin embargo, el riesgo poblacional de desarrollar artritis inflamatoria sigue sin estar claro.1 Este estudio de cohorte poblacional buscó evaluar el riesgo de desarrollar artritis inflamatoria entre pacientes con HS en comparación con pacientes emparejados sin HS.

Métodos

Pacientes

Utilizamos datos de reclamos longitudinales de pacientes con seguro comercial, incluidos aquellos con Medicaid y Medicare, que cubren 185 millones de vidas en los Estados Unidos entre el 1 de enero de 2003 y el 1 de enero de 2016. Identificamos pacientes de todas las edades que recibieron un diagnóstico de HS ( Clasificación Internacional de Enfermedades, Código de Novena Revisión 705.83 o Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados, Código de Décima Revisión L73.2), definida como 1 diagnóstico por un dermatólogo o 3 diagnósticos por cualquier profesional de la salud.2 La fecha de entrada de la cohorte para el grupo HS fue la primera fecha de diagnóstico registrada de HS después de al menos 180 días de inscripción continua (eFigure en el Suplemento). Para el grupo sin HS, establecimos una muestra de riesgo de 2 pacientes sin HS de todos los afiliados al plan que no tenían un diagnóstico de HS emparejado en la fecha en que el paciente con HS ingresó a la cohorte. Se excluyeron los pacientes que tenían menos de 180 días de inscripción continua antes de la entrada en la cohorte o que tenían artritis inflamatoria preexistente, incluida la espondilitis anquilosante, la artritis psoriásica, otras espondiloartritis o la artritis reumatoide (eApéndice en el Suplemento). La Junta de Revisión Institucional del Brigham and Women's Hospital aprobó este estudio. Toda la información del paciente fue desidentificada.

Resultados

Usamos algoritmos validados usando diagnósticos de alta hospitalaria o reclamos de visitas médicas para identificar los siguientes resultados: espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, otras espondiloartritis (artropatía reactiva, entesopatía espinal, sacroileítis o espondilopatías inflamatorias no especificadas) y artritis reumatoide (eTabla 1 en el Suplemento ) .3,4 El seguimiento comenzó el día después de la entrada de la cohorte y duró hasta que ocurrió uno de los siguientes eventos: resultado, muerte, desafiliación o fin del flujo de datos, lo que ocurra primero (eTabla 3 en el Suplemento).

Características basales de los pacientes

Todas las características de los pacientes se evaluaron durante los 180 días anteriores o en la fecha de entrada de la cohorte: edad, sexo, región, número de visitas ambulatorias, número de medicamentos únicos, uso de agentes inmunomoduladores sistémicos biológicos o no biológicos, comorbilidades (es decir, psoriasis o enfermedad inflamatoria intestinal) y la puntuación de comorbilidad combinada (eTabla 2 del Suplemento) .5

Análisis estadístico

El análisis estadístico se realizó desde el 1 de enero de 2003 hasta el 1 de enero de 2016. Estimamos los cocientes de riesgo (HR) de los resultados con IC del 95% ajustando los modelos de regresión de riesgos proporcionales de Cox, ajustando las 10 características iniciales. Para tener más en cuenta los factores de confusión, se calcularon los HR de desarrollar artritis inflamatoria después de una comparación de puntajes de propensión 1: 1. Los puntajes de propensión de los pacientes se estimaron mediante la regresión logística multivariable que incluía todas las características de los pacientes antes mencionadas.

Resultados

Identificamos 70 697 pacientes con HS (edad media [DE], 36,5 [14,7] años) y 141 412 pacientes muestreados según el riesgo sin HS (edad media [DE], 38,3 [21,1] años). Antes del emparejamiento, los pacientes con HS eran con mayor frecuencia mujeres (78,0% frente a 52,0%) y tenían una mayor carga de comorbilidad (tabla 1). La mediana de seguimiento fue de 1,5 años (rango intercuartílico, 0,6-3,1 años), con un máximo de 11 años. Ambos grupos estaban libres de artritis antes de la entrada de la cohorte. Después del emparejamiento por puntuación de propensión, los pacientes con HS tenían un mayor riesgo de desarrollar espondilitis anquilosante en comparación con aquellos sin HS (tasa de incidencia, 0,60 frente a 0,36 por 1000; HR, 1,65 [IC 95%, 1,15-2,35]), artritis psoriásica (tasa de incidencia , 0,84 frente a 0,58 por 1000; HR, 1,44 [IC 95%, 1,08-1,93]) y artritis reumatoide (tasa de incidencia, 4,54 frente a 3,86 por 1000; HR, 1,16 [IC 95%, 1,03-1,31]) (Tabla 2 ). No observamos un mayor riesgo de otras espondiloartritis entre los pacientes con HS frente a aquellos sin HS (tasa de incidencia, 3,07 frente a 3,00 por 1000; HR, 1,02 [IC 95%, 0,89-1,17]).

Discusión

Este gran estudio de cohorte proporciona tasas basadas en la población de artritis inflamatoria recientemente registradas después de un diagnóstico de HS. Observamos un mayor riesgo de desarrollar espondilitis anquilosante, artritis psoriásica y artritis reumatoide entre los pacientes con HS en comparación con aquellos sin HS. En general, la incidencia de artritis fue baja, lo que resultó en solo entre 2 y 6 casos adicionales por cada 10 000 pacientes con HS cada 1,5 años. Aunque los datos apoyan una asociación sistemática entre la HS y la enfermedad articular inflamatoria recién diagnosticada, el bajo riesgo incremental es tranquilizador. No obstante, los médicos que tratan a pacientes con HS deben conocer los síntomas que sugieran artritis inflamatoria, como rigidez matutina y dolor o hinchazón de las articulaciones. Este estudio no puede probar una relación causal entre la HS y la artritis inflamatoria, y se necesita más trabajo para dilucidar la patogenia compartida potencial subyacente de estos trastornos.

Aceptado para publicación: 26 de noviembre de 2019.

Autor para correspondencia: Maria C. Schneeweiss, MD, División de Farmacoepidemiología y Farmacoeconomía, Departamento de Medicina, Brigham and Women's Hospital, 1620 Tremont St, Ste 3030, Boston, MA 02120 (mschneeweiss@partners.org).

Publicado en línea: 22 de enero de 2020. doi: 10.1001 / jamadermatol.2019.4590

Contribuciones de los autores: El Dr. MC Schneeweiss tuvo acceso completo a todos los datos del estudio y asume la responsabilidad de la integridad de los datos y la precisión del análisis de datos. Los doctores Rosmarin y Merola fueron coautores principales.

Concepto y diseño: MC Schneeweiss, S. Schneeweiss, Rosmarin, Merola.

Adquisición, análisis o interpretación de datos: MC Schneeweiss, Kim, S. Schneeweiss, Rosmarin.

Redacción del manuscrito: MC Schneeweiss, Merola.

Revisión crítica del manuscrito para contenido intelectual importante: MC Schneeweiss, Kim, S. Schneeweiss, Rosmarin.

Análisis estadístico: MC Schneeweiss, Kim.

Soporte administrativo, técnico o material: MC Schneeweiss.

Supervisión: Kim, Rosmarin, Merola.

Divulgación de conflictos de intereses: el Dr. Kim informó haber recibido subvenciones de investigación para el Brigham and Women's Hospital de Pfizer, Roche, AbbVie y Bristol-Myers Squibb para temas no relacionados. El Dr. Rosmarin informó haber trabajado como consultor remunerado para AbbVie, Celgene, Dermavant, Janssen, Lilly, Novartis, Pfizer y Regeneron Pharmaceuticals Inc; recibir apoyo para la investigación de AbbVie, Celgene, Dermira, Incyte, Janssen, Lilly, Merck, Novartis, Pfizer y Regeneron Pharmaceuticals Inc; y sirviendo como orador pagado para AbbVie, Celgene, Janssen, Lilly, Novartis, Pfizer, Regeneron Pharmaceuticals Inc y Sanofi. El Dr. S. Schneeweiss informó ser el investigador principal de las subvenciones iniciadas por investigadores para el Brigham and Women's Hospital de Bayer, Vertex y Boehringer Ingelheim sin relación con el tema de este estudio; y se desempeña como consultor de WHISCON y de Aetion, un fabricante de software del que posee acciones. El Dr. Merola informó haber trabajado como consultor y / o investigador para Merck Research Laboratories, AbbVie, Dermavant, Eli Lilly and Co, Novartis, Janssen, UCB, Samumed, Celgene, Sanofi Regeneron, GSK, Almirall, Sun Pharma, Biogen, Pfizer, Incyte , Aclaris y Leo Pharma. No se informaron otras divulgaciones.

Financiamiento / Apoyo: Este estudio fue apoyado por la División de Farmacoepidemiología y Farmacoeconomía, Departamento de Medicina, Brigham and Women's Hospital, y el Departamento de Dermatología, Brigham and Women's Hospital. Este proyecto fue parcialmente financiado por la beca Pfizer para investigación en dermatología y farmacoepidemiología.

Papel del financiador / patrocinador: Las fuentes de financiamiento no tuvieron ningún papel en el diseño y la realización del estudio; recopilación, manejo, análisis e interpretación de los datos; preparación, revisión o aprobación del manuscrito; y decisión de enviar el manuscrito para su publicación.

Referencias

1.

Rondags A, Arends S, Wink FR, Horváth B, Spoorenberg A. Alta prevalencia de síntomas de hidradenitis supurativa en pacientes con espondiloartritis axial: una posible nueva manifestación extraarticular. Semin Arthritis Rheum. 2019; 48 (4): 611-617. doi: 10.1016 / j.semarthrit.2018.03.010PubMedGoogle ScholarCrossref

2.

Kim GE, Shlyankevich J, Kimball AB. La validez del código diagnóstico de hidradenitis supurativa en una base de datos electrónica. Br J Dermatol. 2014; 171 (2): 338-342. doi: 10.1111 / bjd.13041PubMedGoogle ScholarCrossref

3.

Curtis JR, Harrold LR, Asgari MM y col. Prevalencia diagnóstica de espondilitis anquilosante utilizando datos de atención médica computarizados, 1996 a 2009: falta de reconocimiento en un entorno de atención médica de EE. UU. Perm J. 2016; 20 (4): 15-151. doi: 10.7812 / TPP / 15-151PubMedGoogle Académico

4.

Hanly JG, Thompson K, Skedgel C. El uso de bases de datos administrativas de atención médica para identificar pacientes con artritis reumatoide. Acceso abierto Rheumatol. 2015; 7: 69-75. doi: 10.2147 / OARRR.S92630PubMedGoogle ScholarCrossref

5.

Gagne JJ, Glynn RJ, Avorn J, Levin R, Schneeweiss S. Una puntuación combinada de comorbilidad predijo la mortalidad en pacientes ancianos mejor que las puntuaciones existentes. J Clin Epidemiol. 2011; 64 (7): 749-759. doi: 10.1016 / j.jclinepi.2010.10.004PubMedGoogle ScholarCrossref

6.

Rosenbaum PR, Rubin DB. El papel central del puntaje de propensión en los estudios observacionales de efectos causales. Biometrika. 1983; 70: 41-55. doi: 10.1093 / biomet / 70.1.41 Google ScholarCrossref

Dermatología JAMA